20080829

rebelión en la granja, de orwell.

Hace un par de días leí este libro que, sin duda alguna, es otro clásico de la literatura universal. El libro no es comparable a "1984", también de Orwell, pero pocos hay que lo sean.
El libro, además de ser entretenido, tiene diversos puntos de interés, creo yo. Uno es que las metáforas son tan sencillas y comprensibles por todos que es practicamente un libro para todas las edades. Tanto lo puedes leer con 12 años y entenderlo como una reflexión moral, o leerlo con más de 17 años y ver el tema político del que en realidad se trata. Y ese es el otro valor de esta obra, la crítica política.
La verdad es que esta obra esta considerada la mejor y más directa crítica al Stalinismo, y por defecto, al comunismo autoritario (dicho sea, unica forma de implantarlo).


Esta historia nos cuenta como los cerdos, los animales más listos de la granja, lideran una revolución para derrocar a los humanos en el gobierno de la granja y terminar con su tiranía para crear un estado de igualitarismo para todos los animales, en el cual todos serán libres, todos trabajarán para todos, y todos vivirán en las mismas condiciones, siempre mejores que con los humanos. Napoleón, el líder de la revolución dicta las site normas del "animalismo" y crea su bandera. Pero, ¿cumplirá el propio Napoleón y su séquito de verracos las leyes del "animalismo"?¿O es que "TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES, PERO ALGUNOS ANIMALES SON MÁS IGUALES QUE OTROS"?Que sea una crítica clara al Stalinismo no lo digo yo, ni siquiera yo solo, ni solo el escritor que analiza la obra y su prólogo, Bernard Crick, ni siquiera fué el propio Orwell quien lo dijo primero en el prólogo de la obra. Resulta que este libro quería ser publicado durante la segunda guerra mundial, y claro, no se podía ofender al señor Stalin, pues tenía todas las papeletas de ser quien quitase las castañas del fuego a inglaterra y al resto de Europa. Se podía criticar a Churchill, al gobierno, a los nazis, pero ¿a Rusia? ¿al comunismo que tanto detestaba y temía inglaterra? no, que a lo mejor luego nos dejan tirados.Por este motivo Bernard Crick consideró oportuno, e hizo bien, en contarnos las mil y una aventuras que tubo que pasar Orwell, con un editor que odiaba lo que escribía, y con una sociedad hipócrita en contra, para publicar esta, ahora, reconocida obra literaria. Pero al final, por suerte, lo consiguió. Pues como el mismo citaba, Voltaire dijo; "Detesto lo que dices, pero defendería a muerte tu derecho a decirlo", así como su propia frase célebre; "Libertad significa el derecho a decirle a la gente lo que no quiere oír". Puesto que el vivía en inglaterra y no en la rusia comunista de Stalin, al fin, con muchas dificultades y nuevas enemistades, consiguió publicar el libro. Y por ello, y quizá algún motivo más, decidió llamar al prólogo; "La libertad de prensa".

El libro el cual he leído y del cual saco mis conclusiónes y citas entrecomilladas, así como fragmentos de la propia obra es "Rebelión en la granja" de George Orwell, Ediciones Destino, colección Destinolibro, volumen 23.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Por lo que se ahora todos vivimos en esa inglaterra en la que se critica todo menos el socialismo

Marulov Kahn dijo...

muy bien visto! a mi tambien me lo parece muchas veces...

Napoleón dijo...

Tendré que leer ese libro! Tiene muy buena pinta.

David Alonso dijo...

Muy buena la crítica, ahora porque estoy leyendo un tochazo de Lincoln pero lo tendré muy encuenta para mi próxima lectura.
Gracias.
Un abrazo