20080621

entrevista a piero lissoni

Me voi a permitir el copiar parte de una entrevista de "La Voz de Galicia" al arquitecto y diseñador Piero Lissoni, quien impartió una conferencia en el CGAC en Santiago en el mes de Mayo.
-Empezó como arquitecto y se pasó al diseño, ¿por qué?-En la tradición milanesa contemporánea es lo mismo. Escogí el diseño por que es más fácil y porque es un fantástico regalo para la libertad.-En españa hay una visión peyorativa hacia los arquitectos de interiores, los que diseñan espacios, como si estuvieran en un plano inferior.-Esa es una visión horrible y anticuada. Un arquitecto es a la vez diseñador, ingeniero, interiorista... No me gusta la idea de establecer niveles. He visto arqitectos que han hecho interiores totalmente equivocados.

-¿Diseñar una silla es arquitectura?-No. Estás poniendo una cosa en un espacio, y con ella puedes modificar cómo se percibe o se siente el ambiente. Pero desde el punto de vista de la arquitectura, la dimensión, la escala y el impacto son completamente diferentes. Si diseño una silla y no te gusta, no la compras, si diseño un museo y no te gusta no puedes hacer nada. El diseño es más libre, más puro.-¿Cuál es su filosofía a la hora de encarar un proyecto?-Los únicos principios que sigo son que lo que diseñe sea simple, bastante discreto y más o menos elgante. Es suficiente.-¿Que arquitectos modernos le han inspirado? -La inspiración está a mi alrededor. La inspiración es estar vivo, es una chica bonita o unas pinturas fantásticas. Por supuesto que hay algunos hombres interesantes para mí: Mies van der Rohe, Achille Castiglioni, Le Corbusier...-¿Por qué el diseño italiano tiene tanto éxito?-Porque somos afortunados. Y luego porque tenemos muchas industrias, si alguien quiere fabricar un tornillo va a encontrar quién se lo haga, y si quiere un satélite, también. Además en esas industrias hay gente con mucha visión y que se arriesga increíblemente. Eso no pasa en Alemania o en Francia.-¿Por qué el diseño es caro?-Bueno, es que os diseñadores vivimos fantásticamente, estamos todo el día bebiendo champán, comiendo caviar y conduciendo Aston Martin... Ahora en serio. En el contenedor One (para Kartell) trabajamos con un ingeniero alemán durante dos años. Eso hay que pagarlo. Hay que pagar la investigación, la estética, y por qué no, la moda. ¿Es más moral comprar algo en Ikea o algo en Kartell? Yo prefiero la segunda. Kartell produce en Italia, en una de las áreas industriales más caras del mundo, con tecnología punta. Ikea produce en China, Vietnam... sin reglas, sin derechos laborales. ¿Por qué no producen en España o en Suecia?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

a veces la economía personal está por encima de la moral, creo yo...

Marulov Kahn dijo...

Muy buena observación!